Cómo Big Data puede ser valioso para la justicia penal

grandes datos legales

La tecnología es una parte integral de la existencia humana y toca vidas en más formas de las que uno puede imaginar. Por ejemplo, Internet conecta a las personas independientemente de su ubicación y la Inteligencia Artificial automatiza los procesos comerciales. Del mismo modo, Big Data es una innovación clave que aprovecha los datos para obtener información que impulse decisiones comerciales efectivas. Los beneficios de la tecnología se extienden más allá del sector corporativo porque también fortalece el sistema de justicia penal. Los encargados de hacer cumplir la ley, los abogados, los organismos de investigación de delitos y el gobierno confían en Big Data para prevenir delitos e implementar las decisiones correctas para las personas que buscan justicia. Expliquemos cómo esta tecnología tiene un valor inmenso para la justicia penal.

Registros precisos y actualizados.

Los organismos encargados de hacer cumplir la ley tienen muchos registros y documentos que administrar y mantener, desde archivos de casos hasta informes y antecedentes penales. Los registros e informes que recopilan a lo largo del tiempo son activos valiosos, ya que ayudan al la policía identifica las zonas propensas a la delincuencia y posibles sospechosos. Uno bien puede imaginar el volumen de datos que tienen que manejar como parte de su trabajo. Puede volverse aún más complejo y engorroso cuando se almacena en forma de papeleo y archivos. Los requisitos de espacio pueden ser agotadores para el departamento. Siempre existe la posibilidad de perder piezas críticas debido a una calamidad como un incendio o un ataque. Afortunadamente, el big data comprime toda la información en pequeños archivos digitales y facilita su almacenamiento entre la multitud. Los agentes pueden acceder a información clave sobre los delincuentes y las zonas propensas a la delincuencia sobre la marcha y tomar medidas rápidas para hacer frente a las amenazas.

Procesos de investigación confiables

Más allá de mantener registros vitales de delitos, Big Data puede ayudar con una investigación criminal al eliminar las conjeturas del proceso y hacerlo más basado en datos. Por ejemplo, los posibles sospechosos pueden dejar una huella digital en Internet en forma de correos electrónicos, mensajes de texto y ubicaciones de GPS. También pueden tener una identidad en las redes sociales que proporciona evidencia reveladora y coartada para los investigadores. Pueden recopilar información útil y analizarla utilizando las herramientas Big Data y Analytics para obtener pruebas sólidas para establecer delitos y atrapar a los delincuentes. Incluso es posible prevenir eventos peligrosos como explosiones de bombas y ataques terroristas investigando hechos relacionados con una cadena de eventos.

Información legal valiosa

Los beneficios de Big Data se extienden a los abogados, ya que pueden aprovechar sus valiosos conocimientos para establecer la culpabilidad de los culpables o probar la inocencia de sus clientes. Las personas que son falsamente acusadas de delitos trabajar con un abogado de defensa criminal para conseguir una boleta limpia. Pero incluso los mejores abogados pueden tener dificultades para reunir pruebas para limpiar los nombres de sus clientes. Sin embargo, Big Data puede proporcionarles el hilo conductor que los lleve a las piezas clave de información para crear una estrategia de defensa viable.

Veredictos justos en la corte

Otra forma en que esta tecnología puede mejorar el sistema de justicia penal es ayudar a los jueces a declarar las sentencias más justas en los juicios judiciales. Un juez considera opciones como fianza, encarcelamiento o prisión preventiva según la naturaleza y la gravedad del delito. Pueden buscar la ayuda de analistas de datos para profundizar en los números y emitir un juicio basado en hechos concretos en lugar de emociones. Hay posibilidades de que un culpable no quede impune y un inocente no tenga que pagar.

Perspectivas para criminólogos

Big data puede ser una fuente valiosa de información para los profesionales en el campo de la ciencia del comportamiento de la criminología. Pueden usarlo para acceder a una gran cantidad de conocimientos sobre el comportamiento y los patrones humanos en diversas situaciones. Por ejemplo, los psicólogos criminales pueden estudiar el comportamiento de los delincuentes involucrados en diferentes tipos de actividades nefastas. Les permite comprender las motivaciones detrás de sus crímenes, la elección de objetivos y el modus operandi. Con análisis predictivo, los expertos pueden prever el próximo movimiento de los delincuentes y detener los delitos antes de que ocurran. También pueden usar el conocimiento para crear programas de reforma procesables para poner a los delincuentes en el camino correcto.

Big data facilita más que solo la recopilación de registros e informes. Tiene el potencial de transformar el sistema de justicia penal de una manera mucho más grande y mejor. Las agencias de aplicación de la ley, los investigadores, los abogados y los jueces pueden usar la tecnología para tener un mejor control sobre las investigaciones, las estrategias de defensa y los juicios. El uso de esta tecnología puede reducir el crimen y hacer del mundo un lugar más seguro donde los verdaderos culpables tienen que pagar y las personas falsamente acusadas tienen una oportunidad justa de probar su inocencia. Al mismo tiempo, el sistema gana fuerza y ​​credibilidad en el largo plazo.

Fuente del artículo

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario